TOLRESTATO Ficha Técnica (Prospecto)

Sinónimos

Tolrestatin.

Acción terapéutica

Protector de la progresión de la neuropatía sensitivomotora periférica secundaria a la diabetes mellitus.

Propiedades

La vía del sorbitol es una alternativa del metabolismo de la glucosa y consiste en la actividad consecutiva y secuencial de dos enzimas: la aldosa reductasa, que transforma irreversiblemente la glucosa en sorbitol, y la sorbitol deshidrogenasa, que es la responsable de la transformación reversible de sorbitol a fructosa. La aldosa reductasa, que actúa sobre varias hexosas, está presente en los tejidos que habitualmente padecen las complicaciones de la diabetes como capilares y endotelios vasculares (retina, cristalino) y nervios periféricos (células de Schwann). El tolrestato es un inhibidor de la enzima aldosa reductasa que ha mostrado su utilidad en el tratamiento y prevención de la neuropatía, nefropatía y retinopatía diabética, en especial cuando se administra en estadios precoces de estas complicaciones. El efecto beneficioso se percibió tanto en el nivel sintomatológico (dolor, déficit motor o sensitivo) como en el de las alteraciones electrofisiológicas (velocidad de conducción nerviosa, número y mielinización de las fibras nerviosas, plegamiento mielínico). El tolrestato, al inhibir por vía enzimática la vía metabólica de los polioles (sorbitol y mioinositol) y además la ATPasa de sodio/potasio, permite realizar un control preventivo de la nefropatía diabética.

Indicaciones

Inhibidor de la aldosa reductasa, que reduce la progresión de la neuropatía periférica diabética en pacientes con inadecuado control de su glucemia.

Dosificación

Antes del desayuno 200mg por vía oral. Pacientes tratados con dosis más elevadas (400mg/día) no mostraron mejores resultados clínicos, pero sí señalaron un idéntico perfil de seguridad.

Reacciones adversas

En algunos pacientes es difícil separar los efectos adversos del fármaco de los que se deben a la diabetes mellitus o sus complicaciones. Con una incidencia superior al 3% o más se han señalado mareos, náuseas, cefaleas, diarrea, somnolencia, epigastralgia, hepatitis y alteraciones de las enzimas hepáticas alanina aminotransferasa, aspartato aminotransferasa, fosfatasa alcalina. Con una incidencia menor (1 a 3%) se han referido en algunos pacientes insomnio, astenia, hipertonía, mioartralgias, prurito, anorexia, vómitos, urticaria y glucosuria.

Precauciones y advertencias

En pacientes seniles ( > 65 años) o con insuficiencia renal moderada (clearance de creatinina: 21 a 60ml/min/1,73 m2), la dosis diaria no debe superar los 200mg diarios. El producto no mejora la glucemia y es por ello que el paciente debe continuar con su tratamiento antidiabético habitual (insulina, dieta, hipoglucemiantes orales). En pacientes que presentan empeoramiento de la función nerviosa deberá suspenderse el tratamiento con tolrestato. No se ha establecido la seguridad y la eficacia del tolrestato en sujetos con falla renal severa. Se recomienda que los diabéticos que reciben el producto sean evaluados neurológica y electrofisiológicamente por lo menos una vez por año. En un pequeño porcentaje de pacientes tratados, dentro de los primeros 6 meses de tratamiento, se han registrado elevaciones de las enzimas hepáticas y en raros casos se ha observado ictericia. Las evidencias obtenidas hasta el presente indican que estos valores retornan a la normalidad cuando se interrumpe el tratamiento. Se aconseja realizar controles periódicos (cada 8, 15, 30 y 90 días) del funcionalismo hepático.

Interacciones

Es posible que se generen interacciones medicamentosas con aquellas drogas que presentan alta unión con las proteínas plasmáticas. Estudios in vitro mostraron que altas dosis de salicilatos, tolbutamida y clorpropamida pueden aumentar los niveles séricos de tolrestato.

Contraindicaciones

Pacientes con insuficiencia hepática. Hepatitis activa. Embarazo y lactancia. Hasta el momento no se ha establecido la seguridad y eficacia en pacientes menores de 18 años.