PENFLURIDOL - Propiedades

Penfluridol es un neuroléptico que carece prácticamente de propiedades sedantes, por lo que es necesario administrarlo junto con otros psicotrópicos más inhibitorios, principalmente durante episodios esquizofrénicos o paranoicos agudos. Penfluridol pertenece al grupo de las difenibutilpiperidinas y se destaca por poseer una potente actividad dopaminérgica y mínima acción antiserotoninérgica y adrenérgica. Penfluridol inhibe la aparición del delirio que se observa durante cuadros alucinógenos, posiblemente por su efecto sobre los tejidos mesocortical y límbico, y por su actividad sobre los ganglios basales (vías nigroestriadas) se observan efectos secundarios extrapiramidales como distonía, acatisia y parkinsonismo. Como consecuencia de su acción antidopaminérgica a nivel periférico, los pacientes pueden padecer náuseas y vómitos, relajación de los esfínteres gástrico e intestinal y aumento de la liberación de prolactina. Penfluridol es un medicamento de acción antiautista potente y, por lo tanto, estimula a los pacientes apáticos o con retraso motor. Su absorción por vía gastrointestinal es completa y su efecto es prolongado (aproximadamente de una semana). Penfluridol se une en un 98% a las proteínas plasmáticas y se metaboliza ampliamente en hígado, fundamentalmente por N-dealquilación oxidativa. Su excreción se realiza principalmente por heces y en menor proporción por orina.