OXITETRACICLINA - Precauciones y advertencias

Como otros preparados antibióticos, puede promover el desarrollo de microorganismos resistentes incluso hongos. Si aparece una sobreinfección, el antibiótico debe ser suspendido e instituirse un tratamiento apropiado. En enfermedades venéreas, cuando se sospecha una sífilis coexistente, se llevará a cabo un examen de campo oscuro antes de comenzar el tratamiento y la serología se repetirá mensualmente durante por lo menos cuatro meses. En tratamientos prolongados se llevarán a cabo evaluaciones periódicas de laboratorio, incluidos estudios hematopoyéticos, renales y hepáticos. Todas las infecciones debidas a estreptococo betahemolítico del grupo A deberán ser tratadas durante por lo menos 10 días. Madres en período de lactación: las tetraciclinas se excretan en la leche materna. Debido a las serias reacciones adversas potenciales en los niños durante la lactancia, las tetraciclinas deben ser utilizadas sólo cuando en la opinión del médico los beneficios potenciales superan los riesgos. Interacción con la droga: dado que las tetraciclinas han demostrado disminuir la actividad de la protrombina plasmática, los pacientes en tratamiento anticoagulante pueden requerir disminución de sus dosis de anticoagulante. Dado que las drogas bacteriostáticas pueden interferir con la acción bactericida de la penicilina, es aconsejable evitar la administración de tetraciclina junto con penicilina. La absorción de tetraciclina es disminuida por antiácidos que contienen aluminio, calcio o magnesio y preparaciones que contienen hierro. Se ha informado que el uso simultáneo de tetraciclinas y metoxiflurano provoca toxicidad renal aguda. Si existe compromiso renal, aun las dosis orales o parenterales habituales pueden conducir a una acumulación sistémica excesiva de la droga y a una posible toxicidad hepática. En estas circunstancias están indicadas dosis menores que las habituales y, si el tratamiento es prolongado, puede ser aconsejable la determinación de niveles séricos de la droga. En algunos individuos que toman tetraciclinas se ha observado fotosensibilidad, manifestada por una reacción exagerada a la exposición solar. Las personas que se expongan a la luz solar directa o a la luz ultravioleta deben ser prevenidas de que estas reacciones pueden ocurrir con las tetraciclinas. La acción antianabólica de las tetraciclinas puede causar un aumento del nitrógeno ureico sanguíneo. Si bien esto no es problema en aquellos con una función renal normal, en pacientes con función renal significativamente deteriorada los niveles elevados de tetraciclina pueden llevar a la hiperazoemia, hiperfosfatemia y acidosis. Uso en recién nacidos, lactantes y niños: el uso de drogas del grupo de las tetraciclinas durante el desarrollo dentario (última mitad del embarazo, infancia y niñez hasta los 8 años) puede causar una decoloración permanente en los dientes (amarillo, grisáceo-parduzca). Esta reacción adversa es más común durante el uso de las drogas por tiempo prolongado, pero se ha observado luego de tratamientos cortos repetidos. También se ha descripto la hipoplasia del esmalte dental. Por lo tanto, las tetraciclinas no deberán utilizarse en pacientes de esta edad a menos que otras drogas no sean efectivas o estén contraindicadas. Todas las tetraciclinas forman un compuesto estable de calcio en cualquier tejido formador de hueso. En prematuros que recibieron tetraciclina oral, en dosis de 25mg/kg cada 6 horas, se ha observado una disminución del crecimiento del peroné. Esta reacción mostró ser reversible cuando la droga se suspendió.