LEVOSULPIRIDA - Precauciones y advertencias

Puede provocar somnolencia, torpor y discinesia; los pacientes en tratamiento deben ser advertidos de ello a fin de que eviten conducir vehículos y/u ocuparse de las operaciones que requieran integridad de vigilancia por su posible peligrosidad. Levosulpirida no debe utilizarse cuando la estimulación de la motilidad gastrointestinal puede ser nociva, por ejemplo en presencia de hemorragias gastrointestinales, obstrucciones mecánicas o perforaciones. Los efectos de levosulpirida sobre la motilidad gastrointestinal pueden ser antagonizados por fármacos anticolinérgicos, narcóticos y analgésicos. Evitar el consumo simultáneo de alcohol. En la administración prolongada, en algunos casos pueden aparecer trastornos como amenorrea, ginecomastia, galactorrea y alteraciones de la libido, por la acción de levosulpirida sobre la funcionalidad del eje hipotálamo-hipófisis-gónadas. Estos efectos son reversibles.