SEPTICEMIA Ficha de la Patología

Nombres alternativos
Toxemia; Bacteriemia con sepsis
Definición
Es la presencia de bacterias en la sangre (bacteriemia) y suele estar asociada con una enfermedad grave.
Causas, incidencia y factores de riesgo
La septicemia es una infección grave, potencialmente mortal que empeora en forma rápida y que puede surgir de infecciones en todo el cuerpo, incluyendo infecciones en los pulmones, el abdomen y las vías urinarias. Puede aparecer antes o al mismo tiempo de infecciones óseas (osteomielitis), del sistema nervioso central (meningitis) u otros tejidos.
Síntomas
La septicemia puede comenzar con picos febriles, escalofríos, respiración acelerada y frecuencia cardíaca rápida. La persona igualmente luce muy enferma.Los síntomas avanzan rápidamente hacia un shock con disminución en la temperatura corporal (hipotermia), descenso de la presión arterial, confusión u otros cambios en el estado mental y problemas en la coagulación de la sangre que llevan a un tipo de manchas rojas en la piel (petequias y equimosis).Se puede presentar disminución o ausencia del gasto urinario.
Signos y exámenes
Un examen físico puede mostrar:
  • Presión arterial baja
  • Temperatura corporal baja o fiebre
  • Signos de enfermedades asociadas tales como: meningitis, epiglotitis, neumonía o celulitis
Los exámenes que pueden confirmar la infección son:
  • Hemocultivo
  • Urocultivo
  • Cultivo de LCR
  • Cultivo de cualquier lesión cutánea sospechosa
  • CSC
  • Conteo de plaquetas
  • Estudios de coagulación
    • TP
    • TPT
    • niveles de fibrinógeno
  • Gasometría arterial
Tratamiento
La septicemia es una enfermedad grave que requiere hospitalización, posiblemente en una unidad de cuidados intensivos (UCI).Se suministran líquidos por vía intravenosa (IV) para mantener la presión arterial e igualmente se administra oxígeno.Para tratar esta infección, se utilizan antibióticos.Se puede administrar plasma y otros hemoderivados para corregir cualquier anomalía en la coagulación.
Expectativas (pronóstico)
El shock séptico tiene una alta tasa de mortalidad que sobrepasa el 50%, dependiendo del tipo de organismo involucrado. El resultado lo determinarán el organismo involucrado y la rapidez con la cual el paciente sea hospitalizado.
Complicaciones
La septicemia puede conducir rápidamente al síndrome de dificultad respiratoria del adulto (SDRA), shock séptico y a la muerte.La septicemia asociada con meningococos puede provocar shock, insuficiencia suprarrenal y síndrome de Waterhouse-Friderichsen.
Situaciones que requieren asistencia médica
La septicemia no es muy común, pero es devastadora y su diagnóstico oportuno puede impedir que se llegue al shock.Se debe buscar atención inmediata si:
  • Una persona tiene fiebre, escalofríos con temblor y luce muy enferma.
  • Hay signos de sangrado en la piel.
  • Cualquier persona que haya estado enferma presenta cambios en su estado mental.
Se debe consultar con el médico si el niño no está al día con las vacunas.
Prevención
Un tratamiento apropiado de las infecciones localizadas puede prevenir la septicemia. La vacuna para Haemophilus influenza B (HIB) ya ha reducido el número de casos de septicemia por Haemophilus y es una parte del esquema habitual de vacunación recomendado en la infancia.Los niños a los que se les ha extraído el bazo o que han tenido enfermedades que le causen daño (como la anemia drepanocítica) deben recibir la vacuna contra el neumococo. La vacuna antineumocócica no es parte del esquema habitual de vacunación en la infancia.A las personas que están en contacto cercano con alguien con septicemia se les pueden recetar antibióticos preventivos.Actualizado: 7/25/2007Fecha de revisión: Kenneth M. Wener, MD, Department of Infectious Diseases. Lahey Clinic, Burlington, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Septicemia