HERPES ZOSTER Ficha de la Patología

Nombres alternativos
Zóster o culebrilla
Definición
Es una erupción vesicante y dolorosa debido a una infección aguda con el virus varicela zóster, que ocasiona la varicela.Ver también: síndrome de Ramsay Hunt
Causas, incidencia y factores de riesgo
Después de que uno contrae varicela, el virus permanece inactivo (latente) en ciertos nervios del cuerpo. La culebrilla o zóster ocurre después de que el virus se reactiva en estos nervios después de muchos años.La razón por la cual el virus se vuelve activo de nuevo no es clara. Con frecuencia, sólo se presenta un ataque.Si un adulto o un niño es expuesto al virus del herpes zóster y no ha tenido varicela de niño o no ha recibido la vacuna contra esta enfermedad, se puede desarrollar un caso grave de varicela en lugar de zóster.El herpes zóster puede ser contagioso a través del contacto directo en un individuo que no haya tenido varicela y por consiguiente no tiene ninguna inmunidad. El herpes zóster puede afectar a cualquier grupo de edad, pero es mucho más común en adultos mayores de 60 años, en niños que tuvieron varicela antes de un año de edad y en individuos sin defensas.
Síntomas
El primer síntoma generalmente es un dolor en un solo lado, hormigueo o ardor. El dolor y el ardor pueden ser intensos.Se forman parches en la piel, seguidos de pequeñas ampollas que lucen muy similares a la varicela inicial. Las ampollas se rompen y forman pequeñas úlceras que comienzan a secarse y formar costras, las cuales se caen en dos a tres semanas.La erupción generalmente involucra un área estrecha de la columna alrededor de la parte frontal del área ventral o el pecho. Puede comprometer la cara, los ojos, la boca y los oídos.Los síntomas adicionales pueden abarcar:
  • Dolor abdominal
  • Escalofríos
  • Dificultad para mover algunos de los músculos en la cara
  • Caída del párpado (ptosis)
  • Fiebre
  • Sensación de malestar general
  • Lesiones genitales
  • Dolor de cabeza
  • Hipoacusia
  • Dolor articular
  • Pérdida del movimiento del ojo (oftalmoplejía)
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Anomalías en el sentido del gusto
  • Problemas de visión
Signos y exámenes
El médico puede hacer el diagnóstico examinando la piel y haciendo preguntas acerca de la historia clínica.En muy pocas ocasiones se necesitan exámenes, pero puede abarcar la toma de una muestra de piel para ver si está infectada con el virus que causa el herpes zóster.Los exámenes de laboratorio pueden mostrar un aumento en los glóbulos blancos y anticuerpos contra el virus de la varicela, pero no pueden confirmar que la erupción se deba al herpes zóster.
Tratamiento
El herpes zóster por lo general desaparece espontáneamente y sólo se necesita tratamiento para aliviar el dolor.El médico puede prescribir un medicamento antiviral llamado aciclovir, el cual ayuda a disminuir el dolor y las complicaciones, al igual que acorta el curso de la enfermedad. El desciclovir, famciclovir, valaciclovir y penciclovir son similares al aciclovir y también se pueden utilizar.Los medicamentos deben comenzarse al cabo de 24 horas de sentir el dolor o el ardor y, preferiblemente, antes de que aparezcan las ampollas. Por lo general, los medicamentos se suministran en forma de pastillas, en dosis mucho mayores que las recomendadas para el herpes simple o herpes genital. Es posible que algunas personas necesiten que se les administre el medicamento por vía intravenosa (IV).Los medicamentos antinflamatorios fuertes llamados corticosteroides, como la prednisona, pueden emplearse para reducir la inflamación y el riesgo de dolor continuo. Estos fármacos no funcionan en todos los pacientes.Otros medicamentos pueden abarcar:
  • Antihistamínicos para reducir la picazón (por vía oral o aplicados en la piel)
  • Analgésicos
  • Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto del ají picante) para prevenir la neuralgia posherpética
Se pueden utilizar compresas húmedas y frías para reducir el dolor. Los baños calmantes y lociones, como los baños de avena coloidal, baños de fécula o la loción de calamina pueden ayudar a aliviar la picazón y la molestia.Asimismo, se recomienda el reposo en cama hasta que baje la fiebre.Se debe mantener la piel limpia y no reutilizar artículos contaminados. Igualmente, los artículos no desechables deben lavarse en agua hirviendo o deben desinfectarse antes de reutilizarse. La persona puede requerir aislamiento mientras las lesiones estén supurando para que no infecte a otros, especialmente las mujeres embarazadas.
Expectativas (pronóstico)
El herpes zóster normalmente desaparece en dos o tres semanas y muy rara vez reaparece. Si el virus afecta los nervios que controlan el movimiento (nervios motores), se puede presentar debilidad o parálisis temporal o permanente.Algunas veces, el dolor en el área donde ocurrió el zóster puede durar de meses a años. Este dolor, llamado neuralgia posherpética, puede ser extremadamente intenso. Los ancianos están en mayor riesgo de sufrir esta complicación.
Complicaciones
El compromiso del nervio facial puede causar el síndrome de Ramsay Hunt, que puede llevar a pérdida del movimiento en la cara, hipoacusia, pérdida del sentido del gusto y otros síntomas.Otras complicaciones pueden abarcar:
  • Otro ataque de herpes zóster
  • Ceguera (si se presentan lesiones en los ojos)
  • Sordera
  • Infección, lesiones en órganos del cuerpo, encefalitis o sepsis en personas con sistemas inmunitarios debilitados
  • Neuralgia posherpética
  • Infecciones cutáneas, bacterianas y secundarias
Situaciones que requieren asistencia médica
Consulte con el médico si tiene síntomas de herpes zóster, particularmente si no tiene defensas o si los síntomas persisten o empeoran. El herpes zóster que afecta el ojo puede llevar a ceguera permanente si uno no recibe cuidados médicos urgentes.
Prevención
Evite el contacto con brotes y ampollas de personas con herpes zóster o varicela si nunca ha sufrido de varicela o si no se ha hecho aplicar la vacuna contra esta enfermedad.La vacuna contra la varicela se puede recomendar para adolescentes o adultos que nunca han sufrido varicela. La evidencia médica ha mostrado que los adultos mayores que reciben la vacuna tienen menos probabilidad de tener complicaciones por el herpes zóster. Los adultos mayores de 60 años deben recibir la vacuna como parte de los cuidados médicos de rutina.Ver: vacuna contra la varicela
Referencias
Kimberlin DW, Whitley RJ. Varicella-zoster vaccine for the prevention of herpes zoster. N Engl J Med. 2007: 356(13): 1338-43.Prevention of varicella: recommendations for use of varicella vaccines in children, including a recommendation for a routine 2-dose varicella immunization schedule. Pediatrics. 2007: 120 (1): 221-31.Urman CO, Gottlieb AB. New viral vaccines for dermatologic disease. J Am Acad Dermatol. 2008: 58 (3): 361-70.Tyring SK. Management of herpes zoster and postherpetic neuralgia. J Am Acad Dermatol. 2007: 57(6 Suppl): S136-42.Actualizado: 6/19/2008Fecha de revisión: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Herpes zoster