HERPES SIMPLE - Causas, incidencia y factores de riesgo

Existen dos cepas diferentes del virus del herpes simple:
  • El virus del herpes simple tipo 1 (HVS-1) que usualmente está asociado con las infecciones de los labios, la boca y la cara. Es el herpes simple más común y la mayoría de las persona lo desarrollan en la niñez. Con frecuencia, causa lesiones dentro de la boca como herpes labial (herpes febril) o infección ocular (especialmente la conjuntiva y la córnea) y también puede llevar a infección del revestimiento del cerebro (meningoencefalitis). Se trasmite por contacto con saliva infectada. En la adultez, hasta el 90% de las personas tendrá anticuerpos contra el HVS-1).
  • El virus del herpes simple tipo 2 (HVS-2) se transmite por contacto sexual y sus síntomas abarcan úlceras o llagas en los genitales. Además de las lesiones orales y genitales, el virus también puede llevar a complicaciones, como infección del revestimiento del cerebro y del cerebro mismo (meningoencefalitis), en neonatos debido a infección durante el nacimiento. Sin embargo, algunas personas pueden tener este virus pero no mostrar los síntomas. Hasta el 30% de los adultos en los Estados Unidos presentan anticuerpos contra este virus. La infección cruzada de los virus tipo 1 y 2 puede ocurrir a causa del contacto orogenital.
Una infección de un dedo de la mano, llamada panadizo herpético, es otra forma de herpes que, por lo general, afecta a los médicos que están expuestos a la saliva durante los procedimientos. Algunas veces, los niños también pueden adquirir la enfermedad.El virus del herpes puede infectar al feto y causarle anomalías congénitas. Una mujer que esté infectada con herpes puede trasmitirle el virus a su bebé durante el parto vaginal, especialmente si la madre tiene una infección activa en el momento de dar a luz.Es posible que el virus se transmita incluso cuando no haya síntomas o úlceras visibles.