HERPES GENITAL - Tratamiento

El herpes genital no se puede curar, sin embargo, el tratamiento antiviral puede mejorar los síntomas. Los medicamentos pueden disminuir rápidamente el dolor y la molestia durante un brote y también pueden acortar el tiempo de curación. Se ha demostrado que los medicamentos aceleran la curación y el alivio de los síntomas en los primeros ataques más que en los episodios recurrentes de infecciones genitales con VHS-1 y VHS-2.Si es necesario, los pacientes pueden emplear una terapia inhibidora diariamente, la cual puede reducir la frecuencia de recurrencia en pacientes con brotes frecuentes de herpes genital.Para un beneficio máximo durante las recurrencias, se debe iniciar la terapia tan pronto como el hormigueo, ardor, o prurito comiencen o tan pronto como se descubran las ampollas.Entre los posibles efectos secundarios de estos medicamentos están:
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Erupción cutánea
  • Convulsiones
  • Temblor
Algunas personas necesitan medicamentos por vía intravenosa para infecciones severas por herpes que pueden comprometer el cerebro, los ojos y los pulmones. Estas complicaciones se desarrollan algunas veces en personas con sistemas inmunitarios comprometidos.Los baños tibios pueden aliviar el dolor de las lesiones genitales y se recomienda la limpieza suave con agua y jabón. Se puede usar un antibiótico tópico u oral en caso de presentarse una infección secundaria de las lesiones cutáneas por bacterias.