ESCLEROSIS MúLTIPLE Ficha de la Patología

Definición
Es una enfermedad autoinmunitaria que afecta el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central).
Nombres alternativos
EM; Enfermedad desmielinizante
Causas, incidencia y factores de riesgo
La esclerosis múltiple (EM) afecta más a las mujeres que a los hombres. Lo más usual es que este trastorno aparezca entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad.La esclerosis múltiple es causada por el daño a la vaina de mielina, la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta de los nervios se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen.Esta enfermedad es progresiva, lo que significa que el daño a los nervios (neurodegeneración) empeora con el paso del tiempo. La rapidez con la cual empeora varía de una persona a otra.El daño al nervio es causado inflamación, la cual ocurre cuando las células inmunitarias del propio cuerpo atacan el sistema nervioso. Se pueden presentar episodios repetitivos de inflamación a lo largo de cualquier área del cerebro o de la médula espinal.Los investigadores no están seguros sobre qué desencadena la inflamación. Las teorías más frecuentes apuntan hacia un virus o un defecto genético, o una combinación de ambos.La esclerosis múltiple tiende a ocurrir con más frecuencia en el norte de Europa, el norte de los Estados Unidos, el sur de Australia y en Nueva Zelanda, que en otras áreas. Los estudios geográficos indican que puede existir un factor ambiental relacionado con esta afección.Las personas con antecedentes familiares de esta enfermedad y las que viven en un área geográfica con una incidencia más alta de la misma tienen un riesgo mayor de padecerla.
Síntomas
Los síntomas varían porque la localización y magnitud de cada ataque puede ser diferente. Los episodios pueden durar días, semanas o meses y se alternan con períodos de reducción o ausencia de los síntomas (remisiones).La fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el estrés pueden desencadenar o empeorar los ataques.Es común que la enfermedad reaparezca (recaída). Sin embargo, puede continuar empeorando sin períodos de remisión.Debido a que los nervios en cualquier parte del cerebro o la médula espinal pueden resultar dañados, los pacientes con esclerosis múltiple pueden tener síntomas en muchas partes del cuerpo.Síntomas musculares:
  • Pérdida del equilibrio
  • Entumecimiento o sensación anormal en cualquier área
  • Disminución de la capacidad para controlar movimientos pequeños
  • Dolor debido a espasmos musculares
  • Dolor en brazos y piernas
  • Problemas para mover los brazos y las piernas
  • Problemas con la coordinación y para hacer movimientos pequeños
  • Dificultad para hablar o entender el lenguaje
  • Temblor en uno o ambos brazos o piernas
  • Espasmo incontrolable de grupos de músculos (espasticidad muscular)
  • Debilidad en uno o ambos brazos o piernas
Síntomas oculares:
  • Visión doble
  • Molestia en los ojos
  • Movimientos oculares rápidos e incontrolables
  • Pérdida de visión (usualmente afecta un ojo a la vez)
Otros síntomas cerebrales y neurológicos:
  • Disminución del período de atención
  • Disminución de la capacidad de discernir
  • Disminución de la memoria
  • Depresión o sentimientos de tristeza
  • Mareos o pérdida del equilibrio
  • Dolor facial
  • Hipoacusia
  • Fatiga
Síntomas vesicales e intestinales:
  • Estreñimiento
  • Dificultad para comenzar a orinar
  • Necesidad frecuente de orinar
  • Escape de heces
  • Urgencia intensa de orinar
  • Escape de orina (incontinencia)
Signos y exámenes
Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden simular los de muchos otros trastornos neurológicos. La enfermedad se diagnostica descartando otras afecciones.Las personas que tienen una forma de esclerosis múltiple llamada remitente-recurrente pueden tener antecedentes de al menos dos ataques, separados por un período de ausencia o reducción en los síntomas.El médico puede sospechar de esclerosis múltiple si hay disminución en el funcionamiento de dos partes diferentes del sistema nervioso central (como los reflejos anormales) en dos momentos diferentes.Un examen neurológico puede mostrar disminución en la función nerviosa en un área del cuerpo o diseminación sobre muchas partes del cuerpo. Esto puede abarcar:
  • Reflejos nerviosos anormales
  • Disminución de la capacidad para mover una parte del cuerpo
  • Sensibilidad anormal o disminuida
  • Otra pérdida de funciones neurológicas
Un examen ocular puede mostrar:
  • Respuestas anormales de la pupila
  • Cambios en los campos visuales o en los movimientos oculares
  • Disminución de la agudeza visual
  • Problemas con las partes internas del ojo
  • Movimientos oculares rápidos provocados por movimiento del ojo
Los exámenes para diagnosticar la esclerosis múltiple abarcan:
  • Exámenes del líquido cefalorraquídeo, incluyendo bandas oligoclonales en LCR
  • Resonancia magnética de la cabeza
  • Punción lumbar (punción raquídea)
  • Resonancia magnética de la columna vertebral
Tratamiento
No se conoce cura para la esclerosis múltiple hasta el momento; sin embargo, existen terapias que pueden retardar el progreso de la enfermedad. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y mantener una calidad de vida normal.Los medicamentos utilizados para disminuir la progresión de la esclerosis múltiple pueden abarcar:
  • Moduladores inmunitarios para ayudar a controlar el sistema inmunitario, incluyendo interferones (Avonex, Betaseron o Rebif), anticuerpos monoclonales (Tysabri), acetato de glatirámero (Copaxone), mitoxantrona (Novantrone), metotrexato, azatioprina (Imuran), ciclofosfamida (Cytoxan) y natalizumab (Tysabri).
  • Los esteroides se pueden utilizar para disminuir la severidad de los ataques.
Los medicamentos para controlar los síntomas pueden abarcar:
  • Medicamentos para reducir los espasmos musculares, como Lioresal (Baclofen), tizanidina (Zanaflex) o una benzodiazepina
  • Medicamentos colinérgicos para disminuir los problemas urinarios.
  • Antidepresivos para los síntomas del estado de ánimo y comportamiento.
  • Amantadina para la fatiga
Lo siguiente puede ayudar a los pacientes con esta enfermedad:
  • Fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional y grupos de apoyo
  • Dispositivos asistenciales, como sillas de ruedas, montacamas, sillas para baños, caminadores y barras en las paredes
  • Un programa de ejercicio planificado a comienzos del trastorno
  • Un estilo de vida saludable, con una buena nutrición y suficiente descanso y relajación
  • Evitar la fatiga, el estrés, las temperaturas extremas y la enfermedad
Grupos de apoyo
Para obtener información adicional, ver recursos para la esclerosis múltiple.
Expectativas (pronóstico)
El pronóstico es variable e impredecible. Aunque el trastorno es crónico e incurable, la expectativa de vida puede ser normal o casi normal. La mayoría de las personas con esclerosis múltiple continúan caminando y desempeñándose en el trabajo con discapacidad mínima durante 20 años o más.Los siguiente en particular tiene el mejor pronóstico:
  • Las mujeres
  • Personas que eran jóvenes (menos de 30 años) cuando la enfermedad empezó
  • Personas con ataques infrecuentes
  • Personas con un patrón remitente-recurrente
  • Personas con enfermedad limitada en estudios imagenológicos
El grado de discapacidad e incomodidad dependen de:
  • Con qué frecuencia tiene episodios
  • Qué tan severos son
  • La parte del sistema nervioso central afectada por cada ataque
La mayoría de las personas retorna a un desempeño normal o cerca de lo normal entre episodios. A medida que el trastorno empeora, hay mayor pérdida de las funciones con menos mejoramiento entre episodios.
Complicaciones
  • Depresión
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para pensar
  • Cada vez menos capacidad para cuidar de sí mismo
  • Necesidad de una sonda permanente
  • Osteoporosis o adelgazamiento de los huesos
  • Úlceras de decúbito
  • Efectos secundarios de los medicamentos usados para tratar el trastorno
  • Infecciones urinarias
Situaciones que requieren asistencia médica
Consulte con el médico si:
  • Desarrolla cualquier síntoma de esclerosis múltiple.
  • Los síntomas empeoran, incluso con tratamiento.
  • La afección se deteriora hasta el punto en que ya no es posible el cuidado en el hogar.
Referencias
Calabresi P. Multiple sclerosis and demyelinating conditions of the central nervous system. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 436.Gray OM, McDonnell GV, Forbes RB. A systematic review of oral methotrexate for multiple sclerosis. Mult Scler. 2006;12:507-510.Farinotti M, Simi S, Di Pietrantonj C, McDowell N, Brait L, Lupo D, Filippini G. Dietary interventions for multiple sclerosis. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Jan 24;(1):CD004192.Miller DH, Leary SM. Primary-progressive multiple sclerosis. Lancet Neurol. 2007;6:903-912.Actualizado: 1/21/2009Fecha de revisión: Daniel B. Hoch, PhD, MD, Assistant Professor of Neurology, Harvard Medical School, Department of Neurology, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Esclerosis múltiple