AMEBIASIS Ficha de la Patología

Nombres alternativos
Disentería amebiana; Amebiasis intestinal
Definición
Es una infección intestinal causada por el parásito Entamoeba histolytica.
Causas, incidencia y factores de riesgo
La Entamoeba histiolytica puede vivir en el intestino grueso (colon) sin causar enfermedad, sin embargo, algunas veces invade las paredes del colon y causa colitis, disentería aguda o diarrea crónica. La infección puede también diseminarse a través de la sangre al hígado y, menos frecuentemente, a los pulmones, el cerebro o a otros órganos.La amebiasis se puede observar en cualquier parte del mundo, pero es más común en áreas tropicales donde hay condiciones de hacinamiento y salubridad deficiente. África, México, partes de Suramérica e India tienen problemas de salud significativos asociados con esta enfermedad.La bacteria se disemina a través de agua o alimentos contaminados con heces, lo cual es común en lugares donde los excrementos humanos se utilizan como fertilizantes. Esta enfermedad también puede diseminarse por el contacto con personas contaminadas, particularmente por contacto con el área bucal o rectal de una persona infectada.Los síntomas típicos de la amebiasis intestinal son diarreas frecuentes, a menudo con dolor abdominal. El dolor al evacuar (tenesmo) también es común y la diarrea puede contener sangre o moco. Generalmente, la enfermedad dura alrededor de dos semanas, pero puede reaparecer una y otra vez si no se administra un tratamiento.Los factores de riesgo para la amebiasis severa abarcan: desnutrición, edad avanzada, embarazo, uso de esteroides, una malignidad (cáncer) y alcoholismo, al igual que un viaje reciente a una región tropical.En los Estados Unidos, la amebiasis es común en personas que se involucran en relaciones sexuales anales y las que residen en instituciones. Existe un estimado de 50 millones de casos de amebiasis a nivel mundial, con 40.000 a 50.000 muertes al año.
Síntomas
Síntomas leves:
  • Diarrea
    • paso de 3 a 8 heces semiformadas al día
    • paso de heces blandas con moco y ocasionalmente con sangre
  • Cólicos abdominales
  • Fatiga
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Gases intestinales (flatulencia excesiva)
Síntomas severos:
  • Heces sanguinolentas
    • paso de heces líquidas con restos de sangre
    • paso de10 a 20 heces al día
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Sensibilidad abdominal
Nota: El 90% de las personas con amebiasis no presentan síntomas.
Signos y exámenes
La exploración del abdomen puede mostrar agrandamiento del hígado y sensibilidad abdominal.Los exámenes abarcan:
  • Coprocultivo de 3 muestras de heces con varios días de intervalo
  • Serología para amebiasis
  • Sigmoidoscopia
Tratamiento
El tratamiento estándar para la amebiasis se hace con medicamentos antiparasitarios orales y la selección del medicamento depende de la severidad de la infección.Cuando el paciente presenta vómito puede ser necesario administrar terapia intravenosa, hasta cuando el medicamento pueda ser tolerado por vía oral. Por lo general, no se prescriben medicamentos antidiarreicos, ya que pueden empeorar la condición.Después del tratamiento, se deben examinar de nuevo las heces para estar seguros de que la infección ha desaparecido.
Expectativas (pronóstico)
Probablemente el resultado sea bueno con el tratamiento.
Complicaciones
  • Absceso hepático
  • Efectos secundarios del medicamento, incluyendo náuseas
  • Diseminación del parásito a través de la sangre hacia el hígado, los pulmones, el cerebro u otros órganos
Situaciones que requieren asistencia médica
Se debe buscar asistencia médica en caso de presentarse diarrea persistente.
Prevención
Cuando se viaja a países tropicales donde las condiciones de salubridad son inadecuadas, se debe ingerir agua potable o hervida y no se deben consumir vegetales crudos ni frutas sin pelar. Las medidas de salud pública deben incluir purificación y desinfección del agua con cloro, al igual que programas de tratamiento de aguas residuales.Las medidas de sexo seguro, como el uso de condones y de protectores de goma en caso de contacto oral o anal, pueden ayudar a prevenir la infección.Actualizado: 8/15/2006Fecha de revisión: Hilary M. Babcock, M.D., Medical Director of Occupational Infection Control, Barnes-Jewish and St. Louis Children"s Hospitals; Instructor of Medicine, Infectious Disease Division, Washington University School of Medicine, St. Louis, MO. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Amebiasis